Conociendo a los canarios

¿Te has preguntado el por qué de esos colores tan intensos?

Hoy vamos a hablar de los pájaros amarillos por excelencia: los canarios. Un ave con una identificación tan clara que hasta tiene su propia denominación o ¿quién no ha oído alguna vez la expresión amarillo canario? Sin embargo, a pesar de que el color siempre ha constituido una de las características principales de los canarios, los investigadores dicen que en épocas pasadas sobre el año 1709 los canarios eran aves blancas. Así es, aunque pueda sorprender los historiadores aseguran que la mutación al amarillo fue originada como consecuencia del naufragio de un buque cuyo cargamento incluía canarios silvestres. Esos pájaros fueron dejados en libertad, y algunos llegaron hasta una isla cercana donde se aparearon con unos pizones nativos dando como consecuencia una descendencia del color amarillo que conocemos hoy. Del mismo modo, a través de una hibridación con un pizón sudamericano, se han conseguido ejemplares canarios con tonalidades rojas.

Posteriormente se ha desarrollado incluso alimentos para fomentar el color del plumaje de los canarios. El origen de la alimentación encaminada a fomentar el color del plumaje nos lleva a 1870 nada menos, cuando un aficionado suministró un poco de pimienta de cayena a su pájaro el cuál no parecía recuperarse bien durante la muda. El plumaje del canario adquirió una tonalidad anaranjada intensa. Como resultado al año siguiente realizaron el mismo procedimiento con el resto de pájaros, consiguiendo el mismo color en todos.



A pesar de las objeciones que ello provocó,  los análisis no pudieron detectar cual había sido el medio utilizado para conseguir tal coloración. Esto se conoció tres años más tarde en 1873. Actualmente el agente coloreador puede obtenerse ya preparado bajo forma de alimento o como líquido que debe añadirse al agua del bebedero. No obstante, este agente coloreador concentrado requiere ser mezclado con sumo cuidado ya que en exceso puede traducirse en una coloración deficiente y artificiosa, así como también en unas deposiciones rojas. Por este motivo la utilización de un alimento coloreador preparado comercialmente puede resultar muy útil además de más seguro para cualquier particular o aficionado.

Por eso os invitamos a que consultéis con los profesionales de las tiendas de mascotas sobre cuál es la mejor alimentación para vuestros canarios. En estos puntos de venta os aconsejarán sobre las semillas más adecuadas y sobre cómo combinarlas con el mijo y el alpiste que son cereales obtenidos de plantas herbáceas. Contienen proporciones relativamente elevadas de hidratos de carbono, los cuales utiliza el cuerpo para cubrir sus necesidades energéticas. No obstante, hay que tener en cuenta que las semillas constituyen la parte más importante de la dieta de los canarios y que por eso nunca les debe de faltar semillas y agua. A este respecto, la cantidad consumida por cada pájaro dependerá de factores como la temperatura, pero aproximadamente una ingestión de cinco gramos de semillas y un gramo de comida preparada puede considerarse como promedio. Todos los alimentos utilizados deben estar libres de moho y las semillas siempre deberán estar secas, nunca húmedas o rancias. Lo mejor es guardar las semillas en un bote o tuper hermético y así aislarlas del exterior.

Finalmente mencionar que el mantenimiento de un canario para que tenga un buen estado de salud es relativamente sencillo y son pájaros cuya esperanza de vida es de más de 10 años. Son animales que dan poco trabajo, alegran el hogar y fáciles de mantener, ¡qué más podemos pedir!